domingo, 2 de diciembre de 2007

Huevos Revueltos al Chile


Las féminas de la familia, esposa e hija, abandonaron el hogar en pro de un viaje intercitadino (o sea, se fueron a casa de mi suegro).
Al alejarse, quizá por un mínimo sentimiento de culpabilidad, dejaron en el aire algunos besos y palabras inusualmente tiernas

Los tres androides, testosterónicos varones, en la expresión mas acabada de la filosofía hedónica, volvimos a la "hueva".
Cuando mis dos retoños (es matafórico, en realidad los dos inefables individuos ya debieran ser árboles independientes) empezaron a dar manifestaciones verbales de apetencia, les ofrecí un sencillo desayuno consistente en plátano con crema.

Una protesta exaltada, casi como de Noroña frente a Catedral, surgió simultáneamente de ambas laringes, conectadas apenas, somnolientamente, a las respectivas masas cerebrales.

"Mejor unos huevitos, ¿nó?"
Padre, casi madre mexicana como soy ¿cómo negárselos?
Mis antepasados norestenses, esforzados cazadores de mamuts para el desayuno, podrían sacrificarme por la estulticia de usar el ciberespacio para narrar la preparación de unos simplísimos huevos revueltos.




Superando el impulso de salir de cacería revisé las provisiones y dispuse lo que encontré.
Cebolla
Chile jalapeño
Tomate
6 huevos
Crema
Pimienta blanca
Sal
Aceite de Oliva


Batí ligeramente, con tenedor, los huevos, un pequeño chorro de crema, la sal y la pimienta. Freí la cebolla y el chile y, casi para retirarlos, agregué el tomate.




Vacié la fritura en la mezcla de huevos, incorporé todo, y vacié el contenido, de nuevo, al sartén (acá "el" sartén es masculino)











La modernidad nos ofrece una excelente marca de frijoles refritos, "Isadora". Microndeo-caletentables, se pueden untar directamente en la tortilla para después agregar el huevo y "taquearlos". Excelente sabor



¡Deliciosos!





Con estos desayunos, mi familia contribuye, con argumentos de mucho peso, a la evolución de la especie:

De la esbeltez del desayuno
con Mamut .
A la duodosa estética de
los "huevos con chile"

3 comentarios:

W dijo...

Me encantó la fotografía de arriba : palabras amorosas....

Oye..... nel.... esos son unos viles huevitos a la Mexicana, cuando dijiste revueltos al chile yo me imaginé algo como en salsa de chile pasilla o guajillo... jajajaja

(Oye, dile a tu esposa que se ponga abusada porque no cualquier miembro del sector masculino cocina... están muy cotizados y muy escasos.... jajajaja)

Donbeto dijo...

Querida abstinente:
Ví la foto en el fotolog -creo que así se dice- de mi hija y se la "piratié" porque me pareció hermosa.
Los huevos, en efecto, son como para dar verguenza - me refiero a los que cociné- Debería haber una multa por "Uso Pendejo de la Red" pero p'os, que se sepa debe tener algún efecto benéfico.
Me halaga lo de la cotización sin embargo, amabilísima W, a estas alturas del partido mi cotización global debe andar parecida a la cotización moral de Bush.
Te envío un saludo a la mexicana.

Circe dijo...

me encantó!

yo tengo, en abandono absoluto, un blog de cocina. Intentaré retomarlo este año porque disfruto cocinar.

Claro, porque no tengo la obligación de alimentar pichocitos.

De todas formas, pasaré seguido por acá, a ver si aprendo algo de cocina mexicana.

Cuando era niña tenía una compañera de escuela mexicana que dos por tres nos invitaba con quesadillas. mmmm.

En fin, un abrazo y felicitaciones por tan logrados blogs.